El libro sobrio y tosco que presentamos este mes carece de adornos exteriores y está exento de ilustraciones, incluso se escribió con letra torpe y mala ortografía, pero entraña una belleza inmensa en sus contenidos. Se llamó “Luceros” a los libros que, escritos por los rectores de las parr

Una queja curiosa. En la sección “Correspondencia con las parroquias” se guardan archivados los escritos con que los sacerdotes informaban a sus superiores sobre el diverso acontecer de sus parroquias, elevaban sus quejas y daban a conocer la dificultades que sufrían en el desempeño de sus ob

Los “Quinque libri” son recopilaciones de datos familiares hechas tras la administración de sacramentos en una parroquia: bautismos, confirmaciones, comuniones, matrimonios y defunciones, según las indicaciones emanadas del Concilio de Trento, que suponen la mejor fuente de investigación gene